Fashion, People

Ángel Sánchez y las novias famosas ‘infieles’

Cuando Eva Longoria dijo “sí, quiero” a Tony Parker, hace diez años, invitó a su boda parisiense el diseñador de su vestido, pero Ángel Sánchez declinó la asistencia y se fue al de una buena clienta: “nunca me he arrepentido porque la otra me lo había pedido antes”, me cuenta un poco antes de desfilar en la Barcelona Bridal Fashion Week. El creador venezolano, al que no impresionan las celebridades, mostró su última colección de novia y fiesta en el Palau de Pedralbes con sillas doradas, candelabros y rosas al más puro estilo romántico de la eterna alta costura.

Sánchez es el invitado de honor de este año en la Barcelona Bridal Fashion Week y está encantado: “Lo he encontrado todo muy bien organizado y con mucho nivel”, explicaba a este diario poco antes de empezar a vestir a las modelos con unos femeninos diseños que se inspiran en el refinado new look de Dior de los años 50 sobre todo en el volumen de las faldas.

Destacan pequeños detalles a la manera del trencadís  de cerámica gaudiniano sobre transparencias,

elegantes juegos de volantes

juegos decorativos y florales en la parte superior de las piezas:

y sobre todo la manera arquitectónica como trabaja cada vestido.

No por casualidad su formación académica incluye planos y escuadras: “Estudié arquitectura en Venezuela pero finalmente fue la moda la que me permitió comunicarme creativamente con el mundo”, dice, y recuerda la importancia de su inspiradora madre modista ( “ella me coser los primeros trajes”) en un destino que pronto lo llevaría a Estados Unidos: “Sabía que no me quedaría; fui a Miami y gané un premio de 6.500 dólares, pero aún así quise probarme con los grandes, en Manhattan, porque las oportunidades hay que ir a buscarlas. ”

Sánchez pasó de vestir misses Venezuela a tener clientas del Upper East Side y desfilar en la pasarela nupcial de Nueva York. “Mis diseños han evolucionado, claro, pero yo siempre he sabido que nunca haría vestidos bonitos vacíos, mi obra tiene un peso más intelectual”, explica un hombre que viste mujeres del peso de Beyoncé, Meryl Streep y Salma Hayek , pero que también va en metro por la Gran Manzana. Cuando hizo el diseño de boda de Sandra Bullock, en 2005, los periodistas lo esperaban todo para que les explicase los detalles. “Coincidió en la misma época que la boda de Longoria. Fue monstruoso, me cogió por sorpresa, no estaba preparado”, apunta.

Ángel reflexiona: “Vestir las celebridades te da mucha publicidad pero debes tener claro que no son clientes fieles. Se pueden poner tu vestido o el de otro, todo va por contrato “, apunta el creador, a quien le hubiera gustado mantener una relación” inspiradora “y continuada con alguna musa como Hubert de Givenchy con Audrey Hepburn. De hecho, sus modelos desfilaban con gafas muy Audrey.

Sánchez, que en 2012 celebró las bodas de plata con la moda, ha aceptado la invitación de Barcelona para poder extenderse por Europa, conocedor de la importancia de la pasarela y del salón, que acoge más de 300 marcas de calidad, un 65% internacionales. En su lista de pendientes está el deseo de idear una línea de calle y también de hacer alguna incursión en la moda masculina.

En el desfile, lleno a rebosar, estaban modelos y actrices como Manuela Velasco y Macarena Gómez (vestidas de negro por el diseñador) con Aldo Comas, junto a Helen Lindes:

Dossier Barcelona Bridal Fashion Week               

                   Transparencias y famosas en los desfiles de Pronovias

                   Las novias sexy y las ‘wags’ de Rosa Clará

                  Ángel Sánchez y las novias famosas ‘infieles’

 

 

Si te ha gustado sigue este blog y sígueme en:

             Twiter: @MarijoJordan

             Facebook.com/MarijoJordan

             Instagram=MarijoJordan