Series

El monolito de Mad Men

El primer (gran y aparatoso) ordenador llega a las oficinas de ‘Mad Men’ en la séptima temporada como el monolito aparece en ‘2001: una odisea en el espacio ‘. Los hombres giran tan perdidos a su alrededor como los simios lo hacen en el mítico film. Para los monos simboliza el cambio del estado animal al humano, para los publicistas la máquina puede revolucionar la labor humana hasta el punto de sustituirla. Le tienen miedo.

Las referencias al film de Kubrick en este cuarto capítulo de la séptima temporada son contínuas, irónicas y significativas:
 
La conversación entre el técnico del ordenador y Don Draper sobre errores humanos y de la máquina reproduce la conversación entre los astronautas de la Discovery 1 y Hal 9000:
Ginsberg en ‘Mad Men’ sufre el mismo proceso paranoico que Hal 9000 en el film de Kubrick. Ambos utilizan la  lectura de labios de los otros para “descubrir” que van “a por ellos”:

El técnico le dice a Don Draper que el ordenador es capaz de contar un montón de estrellas sin ningún error y nuestro protagonista le responde que el Hombre nunca se ha estirado en el césped en una noche de verano para saber con precisión  cuantas estrellas hay en el cielo. La tecnología frente a la poesía. Todo el capítulo ‘El monolito’ está lleno de espléndidos homenajes a Kubrick.

 

Si te ha gustado sigue este blog y sígueme en: