Cook Art, Events

Javier de las Muelas abre un Dry Martini en Londres

El Dry de Javier en territorio Bond

Javier de las Muelas ha hecho realidad un sueño profesional, “el más importante de mi carrera”, apunta. El empresario acaba de inaugurar un Dry Martini en Londres, “la capital del mundo del cóctel” con las mismas premisas de calidad, servicio, innovación y buen gusto que han posicionado su local del mismo nombre en Barcelona como uno de los bares de referencia mundial. Este octubre consiguió él número 42 en el prestigioso listado @50BestBars de la británica DRINKS INTERNATIONAL MAGAZINE. Sólo cinco han conseguido permanecer desde el inicio de la catalogación, que encabeza el Artesian de Londres.

Precisamente, el apoyo y la amistad con los hasta hace pocos días responsables del Artesian (ahora abren un bar nuevo) y también el reconocimiento que ha recibido su trabajo (ya son tres décadas difundiendo la cultura del cóctel) al DRY MARTINI de la calle Aribau por parte de colegas que ocupan las primeras posiciones del listado, como los fines de la American Bar del Savoy y del Connaught, acabaron de decidir a Javier a abrir en la patria de James Bond.


Porque, con el permiso de Sinatra o Bogart, a nadie se le escapa que el agente secreto es el mejor publicista de un cóctel que también es la estrella de la casa. De hecho, han colgado un contador que marca todos los Dry Martini que se van consumiendo y en menos de un mes ya han pasado de los 1000. ¿Los británicos lo piden también como el espía, removido pero no batido? “Hay gustos para todo, y también cócteles para todos. Javier nos ha enseñado a ser un poco psicólogos para aconsejar y encontrar lo que es perfecto para cada uno, cada peregrino llega al templo buscando una historia “, me explica el asistente manager Juan Pablo Dukart en la inauguración pensada para la prensa que se hizo el martes 10 de noviembre.

Si al ‘templo’ llegara Bond, De las Muelas le haría un Dry removido, muy seco con un twist de piel de limón. Coincidiendo con el estreno de la nueva entrega de la saga, Spectre, han preparado un menú con 100 posibilidades, relacionadas con diferentes filmes de 007 que se presentó en Barcelona y Madrid, ciudad donde De las Muelas exportó el concepto Dry Martini el 2010 instalado en el hotel Gran Meliá Fénix.

La sinergia con el grupo hotelero continúa ahora en Londres, ya que el bar se encuentra en el interior del MELIÀ WHITE HOUSE, un enorme hotel blanco al lado de Regent ‘s Park. Es un edificio catalogado y con historia, como le gusta a Javier. De estética racionalista, se construyó en los años 30 y se dice que sobrevivió los bombardeos de la segunda guerra mundial porque su forma de estrella vista desde el cielo servía de orientación a los pilotos alemanes. Cuando llegaban, sabían que ya estaban en el centro de la ciudad.

La zona que ocupa el bar es extensa, decorada clásicamente, con toques vanguardistas, puntos de color, pequeños detalles simpáticos y obras de arte, como un Keith Hearing que ocupa un lugar principal sobre la chimenea, aunque a De las Muelas no le gusta que nada le quite protagonismo a la mise en place del servicio. Por tanto, la barra, de 15 metros, es la reina de la estancia, en sintonía con una fotografía de Eugenio Recuenco que simboliza un duelo entre la ginebra y el vermut seco: el duelo del Dry Martini. Los cócteles oscilan  entre las 14 libras y las 18 o 32 de los más excéntricos e innovadores, que se preparan en una zona abierta a las miradas de los clientes. Como el cóctel La Pipa, en la que el humo, de tabaco de cerezas, es un elemento esencial. Trabajan con aparatos sofisticados con aroma de alquimista y con muchos componentes: tienen 80 ginebras diferentes, 30 vodkas, cava catalán … Y una selecta colección de cristalería.

Los barmans están abiertos a sugerencias de los consumidores. “Nuestro éxito es más el boca oreja que las redes sociales”, dice Dukart. Muchos entran en el juego pero otros son reticentes a abandonar la sempiterna cerveza. ¡Se bebe más que en Alemania! De hecho antes del Dry el hotel tenía el típico bar de pintas, hamburguesas y pantallas de fútbol.

El hotel, con 581 habitaciones, e incluso apartamentos ocupados por propietarios de muy antiguo, está en una zona con mucho público potencial para el Dry Martini (de momento un 35% de los clientes ya son londinenses fuera del hotel) ya que Facebook, Telefónica y el banco de Santander tienen grandes oficinas. De hecho, muchos trabajadores ya han descubierto la comida casera (pasta cocida al momento, rissotto, chorizos, …) del restaurante del Meliá y lo piden para llevar.
El hotel cuenta con un lounge muy cuidado donde los clientes VIP desayunan y se relajan entre obras de arte contemporáneo. Nosotros lo hicimos con Hitchcock! Las ventanas son completamente originales.

Javier de las Muelas, hombre perfeccionista de gusto exquisito, se inició en la coctelería en 1979 con el Gimlet de Barcelona y hoy en día está en plena expansión. Tiene un Dry en el hotel María Cristina de San Sebastián y otra en el Gran Meliá de Palma y gestiona coctelerías en hoteles de lujo de diferentes lugares del mundo como Bali, Tailandia, Rio de Janeiro o Singapur.

 

 

 

Si te ha gustado sigue
este blog y sígueme en: