Cook Art

Jordi Cruz, las nuevas estrellas Michelin y la gala en Tenerife

El Àbac de Jordi Cruz ya es un nuevo tres estrellas Michelin, aunque este año el emocionado chef no se lo esperaba. Barcelona consigue dos nuevos locales con dos estrellas, el Dos Cielos y el Disfrutar. El Enigma de Albert Adrià y el Castell Perelada se incorporan a la guía. Aponiente se añade a los triestrellados. Os cuento la gala, el listado y os pongo las fotos.

Comiendo en una suite privada del hotel Abama Tenerife un par de horas antes de la gala con Jordi Cruz, Quique Dacosta y sus parejas, Joan Roca y la periodista Cristina Jolonch

Hacía mucho tiempo que su nombre sonaba en todas las quinielas, pero ha sido ahora, en una gala celebrada en el hotel Abama de Tenerife, cuando el mediático y creativo chef Jordi Cruz ha conseguido la preciada tercera estrella Michelin para el Àbac. Dicen los inspectores que su cocina “seduce a los comensales planteando inteligentes historias a través de sus platos, siempre impecables en técnica y sabor”.

“Estoy muy contento porque me paso el día en el restaurante aunque no lo parezca, soy un cocinero de médula”, decía  Jordi Cruz tras recibir la bata con tres estrellas bordadas. El chef, que este año no se esperaba nada, hacía referencia a los rumores que dicen que la guía ha tardado en darle este galardón por ser demasiado mediático.

“Los inspectores ven el trabajo realizado y yo estoy muy satisfecho, lo que hago yo y mi equipo.” Cruz, que hizo bromas con su edad cuando el directivo de Michelin Michael Ellis comentó que era un cocinero muy joven,  también se mostró feliz porque este es un buen año para Barcelona y comentó que disfrutaría mucho de la tercera estrella “porque la competencia de la segunda es terrible”.

Con la incorporación en el olimpo de la guía del establecimiento del juez de MASTERCHEF, Barcelona consigue dos restaurantes con tres estrellas, ya que el Lasarte, de Martin Berasategui, obtuvo el máximo galardón en la gala celebrada el año pasado en Girona. Una fiesta donde llovió a mares, a diferencia de la cálida Tenerife, que invitaba a quitarse la chaqueta, como hicieron durante el día todos los cocineros. Con estos dos premios, junto con El Celler de Can Roca y el Sant Pau, ya son cuatro los establecimientos catalanes en la cima. Cataluña empata con el País Vasco. Ninguno de los tres estrellas catalanes faltó a la cita, aunque Joan Roca se retrasó cuando lo llamaron al escenario por una confusión con el horario canario. Por suerte, llegó a la foto. 

Las buenas noticias para Cataluña, y concretamente para Barcelona, ​​no acaban aquí porque la guía del 2018 también concede dos estrellas Michelin a dos restaurantes que, como el Àbac, siempre aparecen en las quinielas. El Dos Cielos, de los mediáticos cocineros gemelos Sergio y Javier Torres (no faltaron), y el Disfrutar, de los ex jefes de cocina de El Bulli, Oriol Castro, Eduard Xatruch y Mateu Casañas, que consiguieron la primera en la guía roja del 2016. Ayer asistieron a la gala los dos primeros.

Los inspectores creen que los hermanos chefs merecen la distinción “porque ponen la cocina al servicio de la emoción, con una creatividad inteligente y un maridaje de sabores digno de elogio”. De las propuestas del Disfrutar, dicen que unen fantasía y creatividad para apuntalar “una construcción gastronómica llena de sabores nítidos”. En total, Cataluña tiene seis locales con dos estrellas.

También heredera de la cocina de El Bulli es la gran apuesta creativa de Albert Adrià en su nuevo Enigma, la joya de la corona de sus seis restaurantes barceloneses incluidos en el grupo Elbarri, que en la guía del 2018 ya aparecerá coronado con una estrella. Este era el deseo del chef, que trabaja a máxima potencia con la creatividad en un espacio totalmente innovador. “El equipo se merece este gran premio”, dice el hermano de Ferran Adrià, que ya tiene una estrella en el Tickets, al Paktia y al Hoja Santa. No estuvo en la cita.

Cabe destacar también que la apuesta gastronómica de Romain Fornell, el Caelis, continúa manteniendo su estrella Michelin a pesar de haber cambiado de ubicación este año. Del hotel el Palace al hotel Ohla !. El chef se mostraba satisfecho ayer en la gala tinerfeña. Quien se incorpora de nuevo a la lista es el restaurante Castell Peralada, cuyos inspectores destacan su belleza “porque ocupa las salas y torres de un bellísimo castillo medieval”.  Solo pierden la estrella el Céleri de Xavier Pellicer, cerrado por traslado, y el Capritx (Terrassa), que también ha cerrado temporalmente.


Aparte del Àbac, la guía 2018 para el Estado y Portugal suma otro tres estrellas, que se va al sur, al Puerto de Santa María. Se trata del Aponiente del innovador Ángel León, conocido como chef del mar porque el mundo marino es el centro de su trabajo creativo. Se emocionó un montón al recibir el premio, y se fundió en un abrazo con Jordi Cruz. Conservan sus tres estrellas los vascos Akelarre, Arzak, Azurmendi, Martín Berasategui, el madrileño Diverxo y Quique Dacosta (Denia).

En el apartado de las dos estrellas se incorporan Maralba en Almansa (Albacete), el Cabaña Buenavista de El Palmar (Murcia) y el restaurante Coque de Mario Sandoval, que se ha trasladado del pueblo madrileño de Humanes a la ciudad de Madrid. En la categoría de una estrella aparecen en total 17 nombres nuevos en el Estado y 2 en Portugal.

Martín Berasategui ha sido esta vez el maestro de ceremonias del cóctel cena de la gala de las estrellas en el hotel Abama de Tenerife, un complejo de lujo de la cadena Ritz Carlton, donde el cocinero vasco ha situado un restaurante, MB, con dos estrellas Michelin.

Piruletas de judías rojas que saben a membrillo del Kabuki situado en el hotel Abama

¿Quién fue el más fashion de la gala? Como ya es habitual el título se lo lleva Raül Balam Ruscalleda (Moments, 2 estrellas)

No faltó el Bibendum, ni stands para hacerse fotos divertidas con los sponsors. Hace 10 años todo era mucho más sencillo, y menos comercial. Michelin es ya un negocio muy mediático aunque la tarea de los inspectores sigue siendo dura y anónima. También polémica, claro.

María Marte y Carme Ruscalleda

Cada año la gala visita una zona diferente para potenciar su gastronomía y promocionar su turismo. En el caso de Tenerife la cifra de visitantes anuales alcanza los cinco millones. Un 66% de los turistas degustan productos de la tierra. El hotel es un complejo enorme de arquitectura a medio camino entre Marruecos y Àfrica negra, con villas, campo de golf y playa privada, a pocos quilómetros del Teide. Algunos cocineros, como Carme Ruscalleda, aprovecharon la estancia para visitarlo.

La pequeña playa privada

El desayuno que nos sirvieron en la suite privada para Michelin fue una maravilla de colores y productos canarios. Me encantó la torrija con plátano. 

Con Romain Fornell, Paco Roncero y Nerea

En el apartado de nuevas incorporaciones llama la atención la primera estrella para el chef Aurelio Morales por su propuesta de fusión entre cocina madrileña y catalana en el restaurante Cebo del hotel Urban de la familia Clos. En Madrid también se ha premiado La Candela Restò. En el País Vasco se premia la cocina de Amelia (San Sebastián) y la de Eneko en Larrabetzu (Vizcaya), una propuesta de Eneko Atxa a pocos metros de su triestrellado Azurmendi. En Andalucía ganan la estrella el restaurante Alevante (Chiclana, Cádiz) de Ángel León y Bardal de Ronda (Málaga). También obtienen el preciado macaron el valenciano Sucede, Audrey s by Rafa Soler (Calpe) y El Rodat (Jávea). Igualmente, La Bicicleta (Hoznayo, Cantabria), El Doncel (Sigüenza), Trigo (Valladolid), Kiro Sushi (Logroño) y el Nub de la Laguna (Tenerife). Los restaurantes portugueses galardonados son dos, Gusto (Almancil) y Vista (Portimao).

La alegría se diversifica pero Barcelona sale bien parada en una guía que parece otorgar un premio de consolación en la ciudad que acaba de perder la Agencia del Medicamento.

 

Si te ha gustado sigue este blog y sígueme en:

             Twiter: @MarijoJordan

             Facebook.com/MarijoJordan

             Instagram=MarijoJordan