Events

La casa de la decoración

 

Una columna estrecha, lisa y blanca de estantes cerrados típica de oficina puede esconder en su interior una pila con grifo que nos permita coger agua y preparar un café para nuestros invitados. «Es el mismo sistema que se utiliza en los barcos pero adaptado a una función cotidiana, puede ir conectado a un desagüe o tener un depósito propio », explica la diseñadora Uly Jaumandreu. Es uno de los ejemplos de buen aprovechamiento del espacio que encontramos este año en Casa Decor, la gran muestra anual de interiorismo que se hace en Barcelona.
Porque si algo está claro es que vivimos tiempos de restricciones incluso en el hogar. Y eso lo han tenido muy presente los 30 participantes en este proyecto que tradicionalmente redecora de arriba abajo un edificio de la ciudad. Bueno, siempre hay lugar para el lujo exclusivo que hace olvidar las penurias de cada día (como la cama de Coblonat pensado para el relax total), pero en general, la tendencia va enfocada hacia la distribución más que racional de los espacios.

Y si se les puede dar dos usos, mejor. Por ello es frecuente encontrarse con habitaciones pensadas para adolescentes, que de día son amplios estudios y de noche son  dormitorios. Como las de Sonia Serrano y Teresa Rovira, que incluso han incorporado el inodoro y el lavabo en el mismo espacio. la continuidad la da el papel pintado con grandes y coloristas flores. «Ahora prevalece la funcionalidad: la cama es sofá, juegas con módulos de forma armónica y si puedes también aprovechas la estructura que encuentras. Aquí nosotros hemos recuperado unos paneles de haya antigua de la pared. »

Pilar Mas y Béatrice Ravell (Sopa de dos) han ido un poco más allá y han creado un espacio totalmente abierto para hacer que el joven se sienta libre. Se trata de una estructura de maderas que recorre las paredes, el techo y el suelo formando como una especie de caja sobre la que descansa un colchón con la forma de los de lana de toda la vida y un montón de almohadas. «Aquí puede pasar muchas horas, puede construir su refugio », explican. Su propuesta es original y permite muchas interpretaciones. «El diseño debe ser atemporal, te ha de acompañar y debe adaptarse a tus gustos », explican. Es el primer vez que están en la muestra y todavía alucinan de la rapidez y eficiencia con que se hace todo, y del esfuerzo compartido en el montaje global. «Se ha trabajado en domingo y con presupuestos ajustados y esto es muy importante, sobre todo ahora », dicen.

A pesar de que la situación económica es la que es, todo el mundo coincide en que esto no debe perjudicar un proyecto. Para Ravell y Mas, lo más importante es tener la idea y después «ya te adaptas al presupuesto del cliente». Por ejemplo a la hora de elegir los materiales, ya que no cuesta igual un contrachapado que un wengé. Y  trabajando con atención: «Si tienes un mostrador grande, tratar de no malgastar demasiado cuando lo cortas. »

 Ana López de la Casa también ha notado la crisis y por ello ha decidido no cobrar el proyecto inicial. Controla totalmente lo que hace porque además de diseñar siempre a medida, también tiene fábrica (en Granollers) y eso le permite «entregar una cocina en dos semanas». «Ahora me encuentro o pisos muy grandes u otros muy pequeños, pero siempre la gente quiere que todo esté muy organizado e integrado, a su gusto. »Su proyecto en Casa Decor es el paradigma de lo que explica. Se trata de un lavabo completo perfectamente escondido detrás de las oscuras puertas de aire oriental de un armario. Y delante, una chaise longe de piel sofisticada. ¿Qué es, un servicio o un saloncito? «Las dos cosas. quería demostrar que a todo se le puede dar la vuelta, que puedes tener de todo sin que se vea, y cuando lo abres, ¡sorprender a todos! »
Esta idea la aplica también en cocinas, y a lo que sea necesario. En cuanto a materiales, dice que no hay límite de tamaño ni estético. Que se puede trabajar con laca, fórmica … ¿Lo más ecológico? «Ahora hay un silestone hecho con materia reciclada, pero no me lo piden mucho porque sale más caro. »Lo que sí que recomienda sin duda es el triturador: «Se coloca bajo el fregadero de la cocina, ocupa muy poco y por unos 500 euros te sacas de encima un montón de basura y malos olores. »

Laura Iñigo también sabe mucho de cocinas. La que proponen, de la firma Bulthaup, es enorme, pero adaptable a todos los espacios. Tiene la gran ventaja de ofrecer todos los armarios en suspensión, con lo que «puedes frotar el suelo sin problemas y nunca hay rincones ». Apuestan también por colocar en el centro de la cocina una mesa poderosa donde puede ir incluso la placa de vitrocerámica «a la manera de cómo se trabajaba en las grandes cocinas de los palacios ». Lo más nuevo, sin embargo, es el sistema distribuidor en forma de prisma de acero y madera que se coloca en los cajones y permite tener siempre los utensilios perfectamente ordenados.

Como bien colocadas están todas las piezas que conforman el dormitorio infantil ideado por Lali Vaireda y Montse Cot. Una delicia a la carta de tonalidades claras que incluye una cama que debajo tiene un espacio totalmente dedicado al juego, y que cuando se queda a dormir un amiguito se puede habilitar como cama supletoria introduciendo un colchón. Sillas con forma de animales, escritorios que desaparecen cuando se suben, cambiadores sobre cajoneras rellenas de rincones, magnéticos de madera para jugar en la pared … Y una cama cuna moderna y sólida para los más pequeños. Una pieza que estas diseñadoras, con 20 años de experiencia, aseguran que ahora ya no se vende tanto en Cataluña.

Lo que sí ha subido para uso urbano es la compra de mobiliario de estilo rústico-romántico, antes relegado a las segundas residencias. ¿Efecto de la crisis? «Es un glamour sencillo y accesible, muy adaptado al momento actual », dice Mario Tella, de Deco & Co., y añade que pronto abrirán tienda en Barcelona y quieren expandirse a Girona.
El prestigioso decorador Rafael del Castillo también ha notado la crisis ( «ahora trabajo mucho más en Canarias, con clientes extranjeros»), pero su propuesta para el grupo Alting incluye objetos sofisticados, como un gran mural de un cuadro de Leonardo da Vinci ( «puedes poner la foto de tu hijo, si quieres »). Es lo primero que se hace en el estado con una máquina de impresión vertical plotter, y sale a 20 euros el metro cuadrado. Su sala de estar incluye mobiliario de los años cincuenta, que puede resultar muy económico si se hereda de la abuela pero caro si hablamos de una pieza única de subasta. «Yo tengo mi piso moderno pero me gusta colocar algún mueble antiguo », decía la presidenta del Parlament de Catalunya, Núria de Gispert, en la inauguración. ¿Su preferido? «Una butaca isabelina tapizada en rojo fresa. »Y es que el retro no pasa de moda.

 

 

 

Veinte años haciendo de escaparate

Casa Decor celebra 20 años como plataforma promocional del sector de la decoración. El aniversario lo celebran vistiendo un edificio de 1900 de la calle Aragón, 271, esquina con Paseo de Gracia, en el Cuadrado de Oro. Con fachada clásica, el inmueble fue remodelado en 1994 de manera funcionalista. Son 3.800 metros cuadrados, con una terraza de 90 y unas 50 estancias con luz natural.
Hasta el 9 de diciembre hay un amplio horario de visitas (de 11 a 21 horas), domingos incluidos, y con precios que van de los 7 a los 12 euros. también
hay bar y restaurante. El 22 de diciembre, con motivo de la Shopping Night, las puertas no se cerrarán hasta las 23.30
Casa Decor nació en los años noventa, cuando la decoración aún no era una profesión muy conocida, y vivió su esplendor en principios del milenio, época de bonanza inmobiliaria. Ahora se enfrenta a los nuevos tiempo de cambios desde la madurez.

 

Si te ha gustado sigue este blog y sígueme en:

Twiter: @MarijoJordan

Facebook.com/MarijoJordan

Instagram=MarijoJordan