Uncategorized

La fiesta de los 25 años de Armand Basi

 

La tienda de Armand Basi, en pleno Paseo de Gracia, también ha sido protagonista de una de las fiestas que se han celebrado en la avenida este otoño. La firma catalana, que hace 25 años creó Lluís Juste de Nin, celebraba el cuarto de siglo en compañía de amigos, clientes y con bastante presencia institucional (no faltó ni Artur Mas).

Por la alfombra roja extendida en la que para Juste de Nin, es “sin duda una de las vías más bonitas de Europa” entró también un enorme pastel elaborado por Christian Escribà con piruletas de chocolate que emulaban los tejidos más destacados de una marca que siempre ha destacado por la originalidad de su grafismo. “Quería que fuera una apuesta por vestir de manera urbana, imaginativa, cosmopolita e incluso nocturna”, explica su fundador. O sea, todo lo contrario de lo que representaría la firma Lacoste (sinónimo de día, deporte y aire libre), de la que la familia Basi ha estado fabricando y distribuidor para España desde el 1952. “Son como Dr. Jeckyll y mr Hyde “.

Cuando la economía aún era autárquica, los jóvenes hermanos José y Armand Basi llamaron a  la puerta de René Lacoste para explicarle que en Cataluña podrían hacer nuevos y mejores modelos de su mítico polo y lo convencieron. El hijo de su prima Merced de Nin, Lluís Juste de Nin, con formación en Bellas Artes y Química, entrará a formar parte del equipo creativo en 1968 para estar unos meses, pero verá tantas oportunidades de crear en el campo de la moda ( “en plena crisis del 76 introduje colores imaginativos a las piezas Lacoste”) que ya no dejará nunca el entorno familiar profesional.

Cuando Barcelona ya estaba nominada para los Juegos, se le ocurre crear una firma propia y elegirá el nombre de su padrino, Armand Basi, “un nombre muy fácil en todos los idiomas”. Rodeado de un equipo joven y creativo, entre el cual también estará Chu Uroz, dará vida a colecciones temáticas, siempre muy vinculadas con el mundo artístico, que se presentaban en pasarelas imaginativas: La dedicada a Lorca contó con un caballo a ritmo de soleá, Miguel Bosé fue un enmascarado Don Juan Tenorio, hubo un homenaje a Fellini en un barco, Emmanuelle Segnier se convirtió en Dafne, Diane Kruguer estrella de una colección Dorian Gray …

Con el tiempo, Juste logró tareas de dirección global, Núria Basi presidió la sociedad y la creación pasó a manos de nombres como Josep Abril, Miriam Ocáriz o Markus Lupfer, que presentaba sus piezas en Londres, en lugares tan especiales como la galería Satch. Mientras tanto, la firma se ampliaba con línea de perfume, zapatos, bisutería o ropa del hogar y esto le permitía abrirse camino en países como Rusia y Ucrania. Cuando deciden crear una línea joven de la casa, By Basi, cuentan con la ayuda de una compañía de Hong Kong, Siu, como licenciatario para Asia.

De la sinergia surgida entre Nuria y Eva Siu surgió la idea de dar a la casa china la licencia de fabricación de la primera línea, “pero la propiedad sigue siendo catalana y los centros de diseño también están aquí”, puntualiza Juste de Nin , que aparte de su faceta de dibujante, últimamente está entusiasmado con la creación de vestuario teatral. Hizo el de ‘La celestina’ y ahora trabaja en un ‘Don Juan’ que se verá en 2014 en el Coliseum de Madrid.

 

 

 

Si te ha gustado sigue este blog y sígueme en:

Twiter: @MarijoJordan

Facebook.com/MarijoJordan

Instagram=MarijoJordan