Fashion

Tendencias denim 2017: todo lo nuevo en tejanos

¿Seguiremos llevando pitillos? ¿El tejano será perfecto o triunfará el aspecto homeless? La feria de Denim Premiére Vision acaba de presentar en Barcelona las últimas novedades en patrones y tejidos de un sector que mueve 50.000 millones de euros en el mundo. Solo en el año 2015 se vendieron 2.000 millones de prendas tejanas en el mundo. Esto será lo que se verá en el otoño del 2017-18

En un escenario que recreaba una calle de Londres, con su taller mecánico, su sastrería y su lavandería, los creativos de la feria mostraron las tendencias futuras a nivel internacional:

 

Tendencia The Anacromix:


Entramos en la lavandería y descubrimos que la combinación, la mezcla, es la clave. Se une lo viejo con lo nuevo, lo liso con lo estampado, las texturas gruesas con las finas… Se crean nuevas formas, se inventan patrones. Una falda da forma a una camiseta. Lo importante es tener buen gusto… o no. Siguen las sudaderas, las bomber, los pitillos (menos ajustados en los bajos) y las camisas masculinas.

Sin lavandería: Entre los inventos más curiosos, el pantalón de la firma Odo. Me cuentan que está realizado con fibras de plata y nanotecnología que permiten una reducción significativa de lavados. Es antimanchas y repele el agua, el aceite… Su aspecto y textura es la de un tejano normal. Cuesta en torno a 100 euros.

 

Tendencia Worker:

En el taller, entre motos, la idea es vestirse como si fueras un mecánico, o un trabajador manual en contacto con grasa, herramientas, sudor… La tela aparece como manchada, rota o desteñida. Algunas dan un poco de repelús. Los colores transitan del azul al… marrón. (obvio!).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Me encanta encontrarme con un stand del editor y coleccionista italiano Christian Murianni, que expone petos auténticos de trabajo tejanos de aquellos que se usaban (y se usan) en las granjas del country norteamericanas. Los bib overall son piezas de mediados del siglo XX, de niños, abuelos… ¡Están rotas, gastadísimas y quemadas por el sol, pero estas son auténticas! El peto, recuperado para el mundo fashion en los 70 y los 90, volvió a las calles el año pasado y sigue entre nosotros.

 

Tendencia Tailor:

El tejano también imita el traje. En forma de americana, falda plisada, pantalón recto… nos sirve para mostrar un look pulido. Sin roturas ni desteñidos. Se retoma el estilo de los años 50, la sastrería con aire británico a lo Saville Row, y se renueva con el uso de nuevas materias.

En los stands encontramos buenos ejemplos de esta tendencia muy limpia y cuidada.

Después de ver esto, ¿no os parece que la moda tejana es más libre que nunca? Dependerá de nosotros cómo queremos vestir en blue. Según el día, según nuestro estado de ánimo, según nuestro estilo… Espero que el post os haya dado ideas.

 

Si te ha gustado sigue
este blog y sígueme en:

 

Guardar