Fashion

Un recorrido visual por la lencería francesa

Un recorrido visual por la historia de la lencería francesa en la Casa Batlló
Cuando se cumplen 100 años del primer sujetador moderno, repasar la historia de la lencería femenina supone también revisar la mentalidad, usos y costumbres de cada época. Una exposición que recorre el mundo recoge 140 piezas emblemáticas de los corseteros de la agrupación Lingerie Française desde 1880 hasta la actualidad. Con las firmas Aubade, Barbara, Chantelle, Empreinte, Implicite, Lise Charmel, Lou, Maison Lejaby, Passionata, Princesse Tam Tam y Simone Pérèle viajamos del corsé a la liberación del cuerpo. Su comisaria, la historiadora Catherine Ormen, nos descubre las claves de su selección.
.

DE 1880 A 1950

La muestra comienza con el corsé reinando en Francia, primera exportadora de unas piezas destinadas a esculpir la silueta “ideal” de la mujer que dificultaban su movimiento. Para aligerarlos se fabricaron con tejido elástico. El 1905, con la llegada de la modernidad (las mujeres hacen deporte y buscan la higiene) el corsé se desplaza por debajo del busto y se alarga hasta casi la mitad del muslo. Hablamos de la silueta imperio. Para sujetar el pecho se perfila un incipiente sujetador. En los años 20 las flappers haran que desaparezca el vientre, el trasero y el pecho: se impone el sujetador que aplana. En los 30 vuelven las curvas pero controladas, así que la faja se vuelve indispensable. Se intenta respetar el contorno natural del seno y el sujetador se perfecciona, se personaliza y busca la elegancia.
800x1000
Un diseño del pasado junto a uno de 2013. Todo vuelve
1933
.

LOS DORADOS 50 

La historia real de la lencería francesa se inicia tras la segunda guerra mundial, con la proliferación de marcas de producción industrial. La aparición del New Look de Dior, que recogía la esencia de la mujer con un cuerpo en forma de S de la Belle Epoque, influye enormemente en las tendencias. La ropa interior realza el busto, que se vuelve puntiagudo, con rellenos, con formas ingeniosas… Aparece el nailon y el uso del encaje covierte los sujetadores en piezas sexy. Triunfan las fajas.
800x1200

2 diseños años 50; diseño de 2013 y un diseño actual inspirado en los 50.

Diseño sin título


 .

LOS JÓVENES AÑOS 60

En esta época las jóvenes toman la calle y no quieren parecerse a sus madres. La ropa adopta un aire aniñado (Twiggy es una referencia) y con ella la lenceria se vuelve casi andrógina. Aparece la minifalda y convierte la faja en una antigualla. Se lleva la faja panty, que da forma al vientre y facilita el uso de pantalones. La comodidad y la fibra de Lycra se impone en los sujetadores. Los colores son osados, Brigitte Bardot inspira el diseño de cuadritos rosa.

800x1000

 .

LOS REBELDES 70

Con el feminismo en pleno apogeo surgen las ganas de quemar cárceles, y se incluye el sujetador. No desaparece pero se vuelve casi transparente, pegado a la piel, etéreo. Se trata de conseguir que el cuerpo parezca casi desnudo. Triunfan los diseños blancos y suaves estilo Emmanuelle: se hacen sujetadores bordados que se abren por delante. Hay toques psicodélicos. La lencería empieza a convertirse en un artículo de moda.
600X600 4 CUADRADOS
Diseño sin título
 .

LOS VOLUPTUOSOS 80

En esta década la lenceria adquiere protagonismo. El sujetador deja de ser un elemento práctico para formar parte del look. Ya sea de manera sexy o sencillamente con forma de camiseta o blusita, busca sobresalir de alguna manera. Es una época de culto al cuerpo, de deporte, adelgazantes y esteroides. Aparece el tanga y el body, el liguero vuelve, el negro gusta… La ropa interior se vuelve deseable.
600X600 4 CUADRADOS
Diseño sin título
.

LOS  INDIVIDUALISTAS 90

Tras la euforia de los 80, la lencería pierde protagonismo. La mujer busca piezas suaves y ligeras (la microfibra lo facilita). El sujetador más vendido del momento es invisible y de copas moldeadas: se vendieron más de 10 millones de unidades en 10 años. También el cuerpo se llena de tatoos y los tejanos bajos permiten que se vea el tanga, que aparece adornado con joyas.  Crece el sentimiento de individualidad y los sujetadores push up, que facilitan el lucimiento del busto. Los bordes del escote quedan a la vista cuando se lleva top ajustado. Madonna convierte el corsé de Gaultier en un fenómeno mediático.
600X600 4 CUADRADOS

Catherine Ormen

800x1000

 

EL SIGLO XXI

 

El siglo XXI aparece abierto a muchas posibilidades, incluido el gusto por lo retro. Revive el look de los 50 y también se da un cierto barroquismo y amor por el lujo y la exclusividad. La ropa interior moldeadora vuelve después de 30 años de ausencia, con tejidos mucho más confortables. Los motivos florales, el encaje, los bordados inspiran a algunas marcas. Otras prefieren apostar por el diseño sin someterse a la variabilidad de la moda. La diversidad es notable.
600X600 4 CUADRADOS
Una de las sorpresas de la muestra es el recorrido por la historia de la lencería que se puede ver en una pantalla con hologramas. Un estriptease muy chic. Francés.

 

 

 

Si te ha gustado sigu e este blog y sígueme en: