Culture, Fashion

Cómo Flash Gordon influye en Star Wars

El estreno del nuevo film de ‘Star Wars’ ha propiciado comentarios y críticas de todo tipo. Se revisan las antecesoras y se comparan con la obra de JJ Abrams, pero pocos se detienen en los orígenes de la creación de George Lucas. ¿Sabíais que Flash Gordon fue una influencia esencial? Hasta los ridículos moños de Leia nos remiten al cómic. Os lo cuento en imágenes con la ayuda de Jordi Ballabriga*:

Al George Lucas adolescente le encantaba ver los seriales cinematográficos de los años 30 sobre Flash Gordon, inspirados en el personaje de cómic creado por Alex Raymond en 1934, que emitian en la televisión de la época. Años después,ya convertido en un joven director, quiso adaptar a la gran pantalla las historias del héroe que tanto le habían apasionado. Acababa de estrenar ‘THX1138’, un film que la crítica consideró excesivamente mecánico, frío y cerebral, cuando pensó en cambiar totalmente de estilo. Flash Gordon era una excelente opción, y se lanzó. Pero nada resultó como él deseaba.

 Hace unos años Francis Ford Coppola comentó: “George Lucas quería hacer Flash Gordon […], se reunió con los propietarios de los derechos, pero ellos no se lo tomaron en serio […] Así que tomó los trailers [de los seriales][…] y creó su propio  Flash Gordon.”
 En realidad, los derechos del cómic ya habían sido adquiridos por el productor Dino de Laurentis que quería que Federico Fellini dirigiera su adaptación cinematogràfica, pero al italiano no le interesó. El proyecto pasó por las manos de directores como Nicholas Roeg y Sergio Leone, hasta que finalmente Mike Hodges la llevó a la pantalla en 1980.
George Lucas se quedó sin su caramelo, pero nadie podía impedir que aplicara el lenguaje visual del còmic y de los seriales de Flash Gordon, que tanto le gustaban, a su propio proyecto,‘Star Wars’. Para empezar, ya en el inicio del film, usó el mismo recurso:  las sinopsis de apertura  que parecen alejarse del espectador desplazándose  hacia arriba.
 .
 MUNDOS PARALELOS
A partir de este principio de impacto, Lucas recrea en su ‘Star Wars’ algunos de  los ambientes del còmic. Lo que en la obra de Alex Raymond  eran las regiones del planeta Mongo, cada una con un ecosistema propio: Frigia, el mundo helado; Arboria, la selva; Coralia, el mundo  submarino…
en ‘Star Wars’ se convirtieron en planetas, muchos de ellos  con un hábitat único, algo bastante
inverosímil: Hoth, el mundo helado; la luna de Endor, el mundo selvático; Bespin, el planeta gaseoso.
.
Una comparación entre los dibujos originales del Flash Gordon de Alex Raymond y fotogramas de ‘Star Wars’ nos muestran claramente las influencias.
Así, en ‘El imperio contraataca’,el planeta Hoth es un mundo helado que recorre Luke Skywalker al principio del film montado en su Tauntaun. Imita a los soldados cabalgando en  los pájaros de nieve del episodio de Frigia de Flash Gordon.
Frigia (1939)
Luke montado en su Tauntaun en el planeta Hoth
Al final de ‘El imperio contraataca’, la ciudad de las nubes del planeta Bespín, administrada por el amigo de Hans  Solo, Lando Calrissian ,  se inspira en la ciudad de los hombres halcones de Flash Gordon, gobernada por Vultan. Tanto en Star Wars como en Flash Gordon, ambas ciudades son gobernadas por un villano que acaba uniéndose a nuestros héroes: Luke Skywalker y Flash Gordon, respectivamente.
Ciudad de los hombres-halcones (1934)
Ciudad de las nubes en Bespin.
La combinación de plantas selváticas y tecnologia moderna del reino de Arboria de Flash Gordon  encuentra su paralelismo en el paisaje de la luna del planeta Endor de ‘El retorno del Jedi’ de ‘Star Wars’:
Diseño sin título (1)

Arboria                                                    Luna de Endor

 .
Los poblados de los ewoks de la luna del planeta Endor se inspiran en la guarida elevada del pueblo de los hombres-mono que habitan en los bosques de Arboria de Flash Gordon.
Poblado hombrs-mono de Arboria (1937)
Poblado de los ewoks en la luna de Endor.
En ‘La amenaza fantasma’ en  el planeta Naboo habitan dos civilizaciones: los naboo (humanos) y los gungan (anfibios). Estos viven en grandes ciudades submarinas. En los cómics de Flash Gordon existe el reino submarino de Coralia donde viven humanos anfibios, que han adaptado sus pulmones para poder respirar bajo el agua.
Coralia (1936)
Ciudad submarina de Naboo
 
 
EL PEINADO DE LA PRINCESA LEIA Y OTROS PERSONAJES.-
Estas son sólo algunas de las influencias del Flash Gordon creado por Alex Raymond  en ‘Star Wars’. Hay muchas más. Por ejemplo, el emperador Ming es el emperador Palpatine:
 

El rey de los hombres-leones es Chewbbaca:

Para finalizar, nos detendremos en los orígenes de un icono de estilo de ‘Star Wars’: el peinado de la princesa Leia. Desde el primer momento la actriz lo sintió como algo “idiota”, però que aceptó de buen grado por miedo a que no le dieran el papel. Se parece al de la reina Frigia de Flash Gordon, aunque ella luce una tercera trenza enroscada en la nuca:

George Lucas comentó en una entrevista del 2002 a ‘Time’ otro origen para dicho estilo: “Cuando grabamos la primera película en 1977, trabajé muy duro para crear algo diferente que no estuviera de moda y fue así como di con el look de las mujeres revolucionarias de Pancho Villa, de donde proviene la inspiración. Esas coletas proceden básicamente del México de cambio de siglo, aunque, tras el estreno, se convirtieron en una especie de moda”.
Pero todo un experto en ‘Star Wars’, el danés Michel Heilemann, estudió las imágenes de las ‘adelitas’ revolucionarias de la década de 1910 y encontró pocos moños tan elaborados. Lo cuenta en su blog, KITBASHED. ¿Cómo podrían dedicar tiempo a peinarse esas ridículas colas mujeres que caminaban cientos de quilómetros al día cargando armas, comida y equipamiento pesado?

Heilemann encontró una imagen de una india americana de Arizona, de la tribu Hopi, de la misma época, en el museo nacional antropológico Smithsonian, que compara con Padme (Natalie Portman) en ‘El ataque de los clones’. Ahí sí que hay claras semejanzas.

 Aunque Lucas sea un aficionado a la antropología, y nos hable de fuentes mejicanas, resulta mucho más probable que su afición a los cómics, la ciencia ficción y el cine sea su gran fuente de influencia. Se habla de ‘The Dambusters’, un film en que aparece una actriz con los moños muy llamativos, y también de la doctora Barbara Gordon, ‘Batgirl’, en una escena de un cómic de 1967. Pero a nosotros nos gusta más pensar que Flash Gordon es la clave. Para Heilemann también lo es.
No está de mas recordar cómo Leia se convirtió en un icono y, en consecuencia, en un producto de merchandaising global. Una fama que trastocó a la actriz: “George Lucas me convirtió en una muñeca pequeña. Y también en en una botella de champú con la que la gente podía aplastarme la cabeza y extraer el líquido de mi cuello. La amabilísima gente de Burger King me transformó en un reloj. Y también soy una figura rara de Lego. Ahora hay incluso un sello, lo que es genial. Pertenezco a Lucas. Tanto, que cada vez que me miro en el espejo tengo que enviarle dos dólares. Eso explica, en parte, por qué es un hombre multimillonario.”
                                                                              ———————————————

La versión cinematográfica de Flash Gordon de Mike Hodges fue un relativo fracaso. Pero ‘Star Wars’ recogió el desafío de llevar al cine su mundo visual y lo consiguió con creces.

                                                                                                  ***
                        * Jordi Ballabriga Cases es psicólogo clínico, cinéfilo y gran aficionado al cómic.